Delirante, como todo lo que rodea o tenga que ver con el antisionismo.

El partido Baaz, que somete a Siria desde hace décadas es un partido inspirado en el partido nazi alemán de la segunda guerra mundial, de hecho, al igual que el partido nazi alemán se autodefinen como nacional socialistas.

Al igual que sus maestros alemanes, el regimen anti sionista sirio se han mostrado como unos entusiastas carnicero, contándose sus victimas por cientos de miles.

Una pieza fundamental de la maquinaria del terror de Assad es la cárcel de  prisión militar de Sednaya ubicada a las afueras de Damasco.

En este macabro lugar son ejecutados unos 50 presos al día, por lo que copiando técnicas nazis, el regimen anti sionista sirio ha construido un horno crematorio para eliminar los cadaveres.

Todo esto con el beneplácito y visto bueno de Rusia e Iran, los auténticos amos de Siria.

Fuente: El Economista.

Anuncios