Ese es el camino, ante la violencia y el discurso del odio, denuncias y demandas.

Que los criminales pasen por los tribunales y si cabe, por las carceles, o al menos que paguen o compensen sus faltas, bien con dimisiones o despidos o bien indemnizando.

Es lo que pasa con el “odiador” profesional Jibril Rajoub, máximo responsable de la Federación Palestina de Futbol, que ha olvidado el carácter deportivo de su cargo para utilizarlo como herramienta política e instrumento del odio.

Jibril Rajoub es un extremista de Fatah que fue “jefe de las Fuerzas palestinas de Seguridad Preventiva en Cisjordania hasta que fue depuesto (junto con el jefe de la Seguridad Preventiva en Gaza, Ghazi Jabali) en el año 2002. Fue electo como miembro del Comité Central de Fatah con ocasión de la Asamblea General de Al Fatah de 2009″. (wikipedia)

En sus intentos de socavar a Israel política y diplomáticamente, Rajoub ha tratado de convencer a la FIFA para que prohiba participar a los equipos israelíes de participar en los torneos internacionales.

En un primer momento, Rajoub argumenta que Israel discrimina a los atletas árabes y les impide entrar y salir de la Autoridad Palestina. Esta afirmación llevó a la FIFA a formar un equipo internacional que investigue las reclamaciones y que se espera que presente sus conclusiones al próximo Congreso de la FIFA, que tendrá lugar el 11 de mayo, 2017.

Israel finalmente ha respondido a las provocaciones de Rajoub con una demanda contra el oficial de la AP. El Foro Legal Internacional, encabezada por el fiscal Yifah Segal, presentó una demanda en contra de la Asociación de Fútbol de Palestina y de Jibril Rajoub por violaciones personales del Código de Ética de la FIFA.

En la demanda, que fue firmado por Asher Azran, el director del equipo de fútbol Hapoel Kfar Shalem alegó que el comportamiento de Rajoub como presidente de la Asociación de Fútbol de Palestina tenía muchas consecuencias para los jugadores de fútbol, ​​equipos de fútbol y otros que están subordinados a FIFA.

Según la demanda, los delitos cometidos Rajoub en su apelación a la Organización Mundial de Fútbol incluyen racismo, discriminación,  incitación a la violencia, acoso, etc, etc.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios