Poco se puede esperar de una organización de carácter marxista y justificadora de los peores tiranos y dictadores, pero tengo que reconocer que han subido un nuevo peldaño en la escalera de la infamia y la indignidad.

Por ello, y pese a ser indignante para cualquier persona decente, no es de extrañar que esta formación radical y extremista se sienta cómoda al lado de lo que únicamente son vulgares terroristas y asesinos y les preste su “total apoyo” con tal de que el único requisito sea que en su momento atentaran contra el legitimo estado de Israel.

Con todo esto, la decadente formación política se cubre no de gloria precisamente gracias al insustancial Alberto Garzon, palmero de Pablo Iglesias.

Por desgracia el infame apoyo a terroristas, violentos y delincuentes, a los que define como “presos políticos”, por parte de la formación radical no es algo novedoso:

Ni que decir tiene que estos fulanos no se solidarizan, ni total ni parcialmente, con los “prisioneros y prisioneras palestinas” encarcelados en las mazmorras del criminal regimen anti sionista sirio donde son torturados hasta la muerte.

Para IU esto ultimo no tiene importancia.

Anuncios