Más de 1.000 terroristas palestinos, muchos de ellos viles asesinos, han iniciado una huelga de hambre hace pocos días en Israel.

Sus reclamaciones sobre lo que ellos denominan “trato inhumano” incluyen ampliar los canales de televisión por satélite (entre otras), lo que da fe de la “dureza”  de las prisiones israelíes; y todo ello para enmascarar lo que simplemente es un golpe de efecto del megaterrorista palestino Barghouti en la cainita guerra por el poder dentro de Fatah.

Como hongos tras la lluvia empiezan a aparecer personas y grupillos de los llamados “activistas” con la imperiosa necesidad de sentirse solidarios de cualquier forma y con quien sea, al punto de llegar a solidarizarse con lo que únicamente son terroristas, asesinos y delincuentes. Con tal de que los destinatarios de su presunta solidaridad sean palestinos todo vale.

Penoso.

De esta gente no sé que es mas irritante, o su ignorancia supina (siendo bienpensados) o su mala fé y cinismo (siendo realistas).

Como el caso de los cuatro “sacamantecas” de Zaragoza que repartiendo globitos creen que van a adoctrinar a los más pequeños de la capital aragonesa. Un infame artículo, en el que se pretende hablar en nombre de toda la ciudad de Zaragoza, relativo a estos “sacamantecas” puede leerse en Aragondigital

Y es que en las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio, los palestinos encarcelados no disponen de canales de TV via satélite, allí “solo” son torturados hasta la muerte (461 según actionpal)

Y, curiosamente, ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio, los palestinos encarcelados no disfrutan de visitas de sus familiares. No, allí los familiares son obligados a firmar certificados de muerte falsos de los presos asesinados mediante tortura.

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio, los familiares no son informados del destino, situación y estado de los presos palestinos.

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio los presos palestinos son detenidos arbitariamente en una parodia de sistema penitenciario que figura entre los peores del mundo.

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio, donde están presos muchos palestinos, el acceso de ONG y organizaciones internacionales no se permiten o, directamente, están prohibidas por ley en algunos establecimientos penitenciarios.

The access of national and international human rights institutions and NGOs into the Sednaya penal complex, one of Syria’s largest and most notorious prisons, is deemed outlawed by the regime authorities. The prison can accommodate up to 15,000 inmates. 

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio las madres palestinas son detenidas junto a sus niños inocentes y, por supuesto, hay menores de edad que son detenidos sin garantías ni tutelas de ningún tipo

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo.

En las inhumanas cárceles del regimen antisionista sirio los niños palestinos no se salvan de ser torturados hasta la muerte al igual que sus mayores.

Y ninguno de los “sacamantecas” zaragozanos organiza protestas en su apoyo

Y todo esto conduce a una inevitable y diáfana conclusión.

A los “sacamantecas” zaragozanos el destino de los palestinos, en realidad, les importa menos que nada.

Solo se manifiestan por la deslegitimación de la única democracia de Oriente Medio y es que, les guste o no, es probable que un terrorista palestino preso en las prisiones israelíes tenga más derechos y libertades que cualquier persona de Gaza…

Pues eso, un puñado de imbéciles.

Y me quedo corto.

Anuncios