No es lo habitual.

La ONG Human Rights Watch forma parte del corifeo anti sionista dedicada a la critica sesgada, desproporcionada y distorsionada de Israel.

Poco o nada puede esperarse de ella, aunque en este caso han tenido un sorprendente ataque de coherencia.

Y es que HRW ha condenado a la organización terrorista antisionista Hamas por tener secuestrados dos ciudadanos israelíes con problemas mentales en Gaza.

Se trata de Abraham (Avera) Mengistu y Hisham al-Sayed

HRW acuso a Hamas de actuar de forma “ilógica” hacia personas que sufren de problemas mentales, y exigió se permitirá a los cautivos en contacto con sus familias y estas puedan visitarlos.

Hamas se negó a discutir el documento.

Fuente: Arutz Sheva

La familia Mengistu cerca de Gaza

Anuncios