A veces me refiero a la palestina como una sociedad enferma. Tengo motivos para hacerlo, pues es una sociedad manipulada por sus dirigentes hasta extremos impensables que han hecho de ella el paradigma de la violencia, el victimismo, la judeofobía y la sinrazón de un nacionalismo artificial e inventado.

Esta es una buena muestra de ello.

Miles de personas se concentraron en Ramalah para pedir a los ejércitos árabes “liberar Palestina desde el río (Jordan) hasta el mar (Mediterráneo) y sustituirlo por un califato islámico”

Un ejemplo de moderación, coexistencia, respeto a la legalidad internacional y de comportamiento no violento.

Fuente: Israelnewsonline

Anuncios