Otra impresionante hazaña del joven estado de Israel.

Hay una máxima irrenunciable del pais hebreo: nunca abandonar a los suyos.

Allá donde estén el largo brazo de Israel puede extender su escudo protector.

Yemen, Uganda, Siria, etc, son muchos y  variados los sitios en los que Israel se ha visto obligado a intervenir para proteger al pueblo judío.

El magacine La Brujula Verde relata magistralmente uno de esos capítulos excepcionales en la breve historia del moderno Israel:

Más de 49.000 personas trasladadas desde 4 países diferentes en 380 vuelos realizados a lo largo de un año. La proverbial capacidad israelí para la estrategia logística permitió esa asombrosa operación que recibió el expresivo nombre de Kanfei Nesharim (Alas de Águilas).

Fue más popularmente conocida como Magic Carpet (Alfombra Voladora), aunque los rescatados seguramente preferirían el otro con que también se la llamó: Llegada del Mesías.

El mérito de ese esfuerzo fue mayor si se tiene en cuenta que tuvo lugar entre junio de 1949 y septiembre del año siguiente, cuando el estado de Israel apenas era un recién nacido. 

¿Por qué fue necesario llevar a cabo esa operación? El 29 de noviembre de 1947 la ONU aprobaba la Resolución 181, por la cual recomendaba dividir el territorio bajo mandato británico de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe, más una zona que quedaría bajo control internacional por las previsibles disputas que surgirían entre los anteriores por quedársela (la que comprendía los Santos Lugares históricos)… (continua)”

El artículo completo puede leerse en este enlace

Anuncios