La ONU hace tiempo dejó de ser un referente en lo que a política internacional se refiere, al menos en el aspecto moral, dado que se ha convertido en una grotesca caricatura de si misma donde una mayoría automática de regimenes arabe-islamicos se dedican a deslegitimar al estado judio.

Afortunadamente la nueva embajadora de los USA en la ONU ha enderezado el erratico rumbo que llevaba con la delegación Obama, complice en algunas ocasiones de esos regimenes dictatoriales.

Ahora 100 senadores de los EEUU han firmado una carta dirigida a Guterres en la que consideran inaceptable el trato dado a Israel en ese Organismo internacional

Los tiempos en que la ONU era la caja de resonancia del terrorismo anti sionsta parecen estar cambiando, lo que sin duda es un gran paso para la libertad.

Fuente: The Washintong Post

Anuncios