“Palestino, musulmán, activista por los derechos humanos, periodista… Bassem Eid dice lo que los propalestinos europeos no quieren oír.”

“Cualquiera que se haya asomado a la sociedad israelí con un mínimo interés y dejándose los prejuicios en casa se habrá sorprendido de encontrar un país de una variedad sorprendente: de formas de vida que casi nos parecen más propias del medievo hasta la modernidad absoluta incluso para el siglo XXI.

Puede que menos extremo, pero quizá en la sociedad palestina y árabe-israelí ocurra algo parecido porque, desde luego, también se antoja sideral la distancia entre los terroristas teócratas de Hamás y personas como Bassem Eid, nacido en un campo de refugiados, palestino, pero muy lejos de la caricatura del proterrorista con kefiya a la que nos tienen acostumbrados los medios europeos.

Quizá por eso, por su valentía para decir algunas verdades más allá de los tópicos, se ha convertido en una voz respetada en muchos puntos del mundo y a la que se escucha no sólo en Israel y Palestina, sino en también en Europa o Estados Unidos. 

Entrevistamos a Bassem Eid y nos asomamos con él a esa parte de la sociedad palestina que no culpa de todo a Israel, sino que asume los propios errores que, desde hace décadas, están cometiendo los palestinos.

Eid nos cuenta su vida: nació en la ciudad vieja de Jerusalén pero pasó la mayor parte de su infancia y toda su juventud en un campo de refugiados al que fue llevado en el año 67 –tras la Guerra de los Seis Días– “no por Israel, sino por las autoridades jordanas“. Estuvo 33 años en el campo y sigue visitándolo con frecuencia porque “todavía tengo seis hermanos que viven allí”…”

El articulo completo, de Carmelo Jorda, se puede leer en Libertad Digital

Anuncios