No solo en España, esta lacra se extiende a toda Europa y Alemania es un buen ejemplo.

Las organizaciones, presuntamente solidarias, de ayuda y/o defensa de los palestinos reciben un autentico “maná” proveniente, no del trabajo honrado, sino de la subvención estatal.

Muchas de estas ONG´s justifican la violencia y el terrorismo y practican un discriminatorio e ilegal boicot contra la única democracia de Oriente Medio.

La financiación se transfiere a través de agencias federales, fundaciones políticas, organizaciones eclesiástica y organizaciones humanitarias. Algunas de estas organizaciones apoyan al BDS y / o ensalzan el terror y la violencia o emplean retorica e imágenes antisemitas.

Por ejemplo, la Sociedad Académica Palestina para el Estudio de Asuntos Internacionales (PASSIA) es una organización no gubernamental con sede en Israel, que recibe fondos de la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), así como de la Fundación Friedrich Ebert perteneciente al partido socialdemócrata. La ONG describió la ola de ataques terroristas  de 2015 como un “levantamiento juvenil” y mencionó de forma positiva al terrorista Baha Elián, que mató a tres Judios en un autobús en Armon Hanatziv en octubre de 2015. Elián es denominado como un ‘mártir’ en el sitio PASSIA .

La ONG palestina Al-Haq, líder del BDS  y de las campañas de acoso legal, ha estado recibiendo financiación directa del gobierno alemán desde 2013, así como financiación indirecta a través de la ONG “Medico Internacional” financiado por Alemania (MI). El Director General de Al-Haq, Shawan Jabarin, tiene vínculos con el FPLP y se le ha denegado el visado de salida por Israel y Jordania.

MI también financia la “Unión de Comités de Trabajo Agrícola” (UAWC), una ONG palestina que fue fundada en 1968 por miembros del FPLP  del cual oficialmente forma parte. UAWC fue identificado por USAID como el brazo agrícola de la FPLP.

Todo una sangria de dinero publico que podria destinarse a paliar la crisis que azota Europa malgastado en subvencionar a haraganes y violentos.

El profesor Gerald Steinberg, el presidente de NGO Monitor, dice que la financiación de Rompiendo el Silencio y Be’Tselem no es el problema principal, sino más bien la financiación por parte de Alemania y los gobiernos europeos de organizaciones que luchan contra el derecho del pueblo judío a vivir en su país. Tenemos una ventana de oportunidad para iniciar una discusión de alto nivel de este asunto de la manera más directa y que dará lugar a la rectificación de esta situación.

Fuente: Arutz Sheva

 

Anuncios