Dos judíos entraron en el barrio árabe de Sur Baher la noche del domingo para vender  huevos , y fueron recibidos con una lluvia de piedras, lanzada por decenas de árabes que se congregaron alrededor de ellos.

Su delito: ser judíos.

En el apartheid palestino, los judíos ven sus vidas peligrar por el mero hecho de ser judíos.

Sur Baher se encuentra en el sureste de Jerusalém.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios