Logros como este dan fe del capacidad tecnológica del estado de Israel.

Un grupo de estudiantes de secundaria israelíes han construido un pequeño satelite – conocido como Duchifat-2 (abubilla, el ave nacional de Israel). El nanosatélites voló el martes desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral en  para estudiar la atmósfera como parte de un proyecto de investigación internacional.

Otros 28 nanosatélites están participando en el proyecto, pero este es el único que involucró a estudiantes de secundaria.

Más de 80 alumnos de los grados 9-12 de las escuelas en Herzliya, Ofakim, Ierujam, Ofra, y de la ciudad beduina de Hura ayudaron a construir Duchifat-2, que pesa sólo 1,8 kilogramos (cuatro libras), y mide sólo 20 centímetros (ocho pulgadas) de altura y 10 centímetros de ancho. Debido a su pequeño tamaño, el satélite no tiene motores y en su lugar utiliza el campo magnético de la tierra para mantenerse correctamente alineada en el espacio.

El satélite israelí estudiará la densidad del plasma en la termosfera inferior, una capa de la atmósfera que comienza en aproximadamente a 85 kilómetros (53 millas) de altitud y continúa hasta los 300 kilómetros (185 millas). Las señales del satélite serán recibidos en el Centro de Ciencias de Herzliya, donde los alumnos analizaran los datos.

Fuentes: Arutz Sheva

Anuncios