Otra muestra más de la decadencia europea.

Ocurrió en Rotterdam.

Un acto de apoyo de Hamas, disfrazado como conferencia (“Palestinos en Europa”) y permitido por el alcalde, Ahmed Aboutaleb, que nació en Marruecos.

Para aumentar la vergüenza las autoridades no permitieron una manifestacion de protesta por el evento.

En una inusual reproche, la embajada de Israel en los Países Bajos expresó su “gran preocupación” por el infame acto.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios