La planta desalinizadora de khan Yunis, construida gracias a la permisividad de Israel, debería proporciona agua potable a los 70,000 residentes en la zona.

Digo debería por que Hamas no la abastece de electricidad para hacerla funcionar, la envían a los túneles, a los campos de entrenamiento terrorista y a las casas de los dirigentes terroristas.

Fuente: Cogat 

Anuncios