En 1938, en la Alemania nazi había un juego de mesa parecido al juego de la oca consistente en reunir judíos representados por unas fichas grotestas que representeban judíos  propias de la iconografía de “Der Stürmer”.

El juego se llamaba “judios fuera”.

Se trataba de adoctrinar a los niños alemanes en el antisemitismo desde la mas tierna infancia.

Ahora, los modernos nazis del siglo XXI, los nazis palestinos, herederos y alumnos aventajados del nazismo alemán vuelven a superar a sus maestros alemanes.

En Gaza, se puede encontrar un juego de mesa para niños llamado “Alcanzar Jerusalem”, cuyo objetivo es “fortalecer la cultura militar y el amor de la yihad entre los niños”-

Demencial, tan demencial como el juego alemán de 1938 y con el mismo objetivo: envenenar la mente de los más indefensos, los niños.

También es un juego tipo “La Oca” cuyo objetivo es ser el primero en llegar a Jerusalem, y en cuyo tablero hay cuadrados que te adelantan con dibujos de túneles y misiles Qassam y otros que te retrasas con imágenes de soldados y tanques de las IDF.

Durante el transcurso del juego, los jugadores hacen escala en las ciudades que se encuentran dentro de las fronteras israelies de 1948 reconocidas por las Naciones Unidas, como Tiberíades, Ashdod, Acre, Haifa, Yaffo, Ramle y Tzfat.

Muhammad Ramadan Al-Amriti, que trabaja en el Ministerio del Interior de Hamas. es el creador del juego y según él, “Llegar a Jerusalén” es un componente importante en la crianza correcta [de]nuestros hijos en un futuro próximo (…) Hemos creado este juego para que los niños no olviden sus ciudades de origen (…) y también con el fin de fortalecer la cultura militar de los niños y el amor de la yihad”.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios