No deben pasar unos buenos momentos los terroristas de Hamas.

Pocas sensaciones son tan desoladoras para un cobarde terrorista que el miedo producido por el conocimiento de que ellos mismos también pueden estar en el punto de mira.

Un alto cargo terrorista Fuqaha comprobo a su pesar que no van a quedar impunes.

El terrorista murió en plena calle del barrio de Tel al Hawa, en el sur de Ciudad de Gaza, por los disparos efectuados por un grupo de hombres armados con pistolas con silenciador. Recibió cuatro tiros en la cabeza.

La organizacion terrorista Hamas, sin pruebas, ya ha acusado a Israel de la muerte,

Ademas de las bravatas de turno, han empezado a dar palos de ciego y han iniciado una caza de brujas de colaboradores con Israel en Gaza que no ha debido obtener muchos resultados, por que han ofrecido una semana de “arrepentimiento” para que se entreguen posibles colaboradores sin consecuencias penales, es decir, sin que sean ejecutados en el acto.

Y es que el miedo es muy malo.

Sobre todo para un cobarde terrorista.

Fuente: Expansión.com

Anuncios