Uno de los mayores tesoros de Israel es su Historia y su riqueza arqueológica sin parangón. Fruto de esa riqueza es toda una serie de leyendas y misterios que bien podrían tener una base real.

Mas de un millón de restos arqueológicos estan guardados en una inmensa nave prestos para ser estudiados, catalogados y restaurados.

El periodista Juan Carlos Sanz nos lo cuenta:

“El santo grial en el ‘almacén del Arca Perdida’ de Israel”

El Gobierno hebreo custodia más de un millón de hallazgos arqueológicos en una nave industrial próxima a Jerusalén.

El santo grial, la copa de la que bebió Jesús en la última cena, probablemente no era de cristal ni de metal, sino de piedra caliza, el material purificador preferido entre los judíos de la primera mitad del siglo I para su vajilla. Lo explicaba en tono profesoral Gideon Avni, jefe de la división arqueológica de la Autoridad de Antigüedades de Israel, durante una inusual visita de la prensa al sanctasanctórum de sus investigaciones, que alberga más de un millón de restos de la antigüedad localizados dentro del Estado hebreo desde su nacimiento en 1948.

No se trata de un inexpugnable búnker secreto ni de un recinto fortificado bajo la protección del Tsahal, el formidable Ejército israelí, sino de una nave industrial de Beit Semesh, en el distrito de Jerusalén … (continua)”

Fuente (y articulo completo): El Pais

Anuncios