“NO SACARIAN NI UN EDIL”.

Demoledor para la imagen del fanático movimiento BDS, que propugna la desaparición del estado de Israel, ha sido el ridículo protagonizado en Gijón convocando a una manifestación contra la presencia de la selección de fútbol israelí en la ciudad asturiana.

Pese a que su propaganda hablaba de varios miles de asistentes la realidad es bien distinta:

manifestacion.jpg

Apenas un grupo de personas, quizás 300 como afirman algunas fuentes aunque seguramente menos, asistieron a la manifestación demostrando así el nimio respaldo popular que tiene el mensaje del odio del BDS en la ciudad de Gijón.

Ahora las juventudes del PP en Gijón se ríen del BDS diciendo que ni siquiera sacarían ni un edil… y eso que les atribuyen unos exagerados 1000 asistentes.

El PP, junto a Ciudadanos, fue garante de la dignidad de Gijón al oponerse desde un principio a la infame colaboración del ayuntamiento con el ilegal y discriminatorio BDS.

“Si los radicales intentan jugar a debatir sobre lo que quieren los gijoneses, ha quedado claro: Quieren ver espectáculos deportivos de primer nivel como el España-Israel de este viernes”, opinó Andrés Ruiz.

La organización juvenil de los populares gijoneses también resalta que el PP siempre se opuso “a un boicot que era una vergüenza para nuestra ciudad y que lo fue aún más cuando se supo el rival ante el que se mediría España en El Molinón. El Partido Popular supo desde el principio que aprobar el documento de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) era una temeridad y una vergüenza para la inmensa mayoría de gijoneses, por eso nuestro partido se propuso revertirlo con luz y taquígrafos y no de tapadillo con mociones de urgencia de escasa legalidad”, afirma Andrés Ruiz, quien acusa a Podemos de radical y a Foro Asturias de “pasividad”.

Fuente: La Nueva España

 

 

Anuncios