La ONU ha condenado el ilegitimo bloqueo de Hamas a Gaza que ha convertido esta franja de tierra en la mayor carcel a cielo abierto del mundo.

La Agencia para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) ha llamado la atención sobre el daño que está causando en la población gazatí el cierre de la frontera entre Gaza e Israel impuesto por el movimiento islamista Hamás tras el asesinato de uno de sus líderes.

“Las autoridades de facto palestinas en Gaza están implantando nuevas restricciones de acceso, con el alegato de razones de seguridad, que tienen un impacto negativo en los sectores ya vulnerables de la Franja”, asegura el organismo en un comunicado.

Este bloqueo afecta especialmente a los gazaties que reciben tratamiento medico en Israel gracias a la generosidad del estado judío, violando su derecho a la libertad de movimientos.

No se espera ninguna condena del BDS ni de ningún otro autodenominado defensor del inventado pueblo palestino.

Fuente: La Vanguardia.

 

 

 

Anuncios