El llamado antisionismo solo es una excusa para encubrir la violencia antisemita. Y ademas para lucrarse a costa de la donaciones de medio mundo.

Como las donaciones no bastan, la organización terrorista Hamas esta saqueando a la población gazatí con todo tipo de impuestos, entre ellos el último, el llamado impuesto de solidaridad social que los gazatíes consideran ilícito.

Desde que Hamás gobierna la Franja de Gaza han aparecido nuevo impuestos, como el de “solidaridad social”, que no todos los gazatíes consideran “lícitos” y muchos creen que sirven para sostener al movimiento islamista en lugar de para mejorar las inversiones públicas del enclave costero. 

“Para el movimiento de Hamás, Gaza es la gallina de los huevos de oro. Toma dinero de la gente para mantener su gobierno y poder cubrir sus costes. A cambio, no proporciona servicios en sectores como la educación, la sanidad, las infraestructuras y el bienestar”, critica el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Al Quds, Abdel Majid Sweilem.

Fuente: La Vanguardia

Anuncios