Arqueólogos italianos descubren parte de la denominada Campus Iudeorum, el cementerio perdido hace mucho tiempo utilizado por la comunidad judía medieval de Roma.

El descubrimiento de 38 tumbas con restos de esqueletos intactos, fue anunciado en una conferencia de prensa esta semana en el Museo Nacional Romano. Tambien fue encontrada una piedra con parte de una inscripción en hebreo.

El sitio, cuyas tumbas datan del siglo 14 hasta principios del siglo 17, fue descubierto durante las excavaciones llevadas a cabo durante la reestructuración del Palazzo Leonori como la nueva sede de una compañía de seguros.

Los arqueólogos excavaron hacia abajo a una profundidad de ocho metros por debajo de la superficie. Una imagen publicada por el diario Il Messaggero muestra tumbas dispuestas en filas. El arqueólogo Marzia Di Mento, citado por Il Messaggero afirma que la mayor parte de los restos recuperados parecían ser de hombres, y los fragmentos de madera y clavos encontrado indica que los cuerpos habían sido colocados en ataúdes de madera antes del entierro. Dos de los esqueletos, según el informe, al parecer  mujeres, llevaban anillos de oro.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios