JERUSALÉN. La réplica de un pequeño barco mercante que encalló en la costa del actual Estado de Israel a finales de la época persa se hizo a la mar este viernes desde el puerto de Haifa

Los restos del barco original, que naufragó hace 2.500 años, fueron descubiertos en 1985 y sacados del mar tres años después, frente a las costas de Haifa, la gran ciudad portuaria del norte de Israel, según un comunicado común de la universidad de esa ciudad y la Autoridad Israelí de Antigüedades.

La nave emergió del mar en muy buen estado porque la arena en la que se había hundido lo protegió de la erosión, explicó el arqueólogo Avner Hilman.

“Transportaba un cargamento muy pesado de esquisto. Venía de Chipre y, a raíz de un error de navegación, encalló en un banco de arena cerca de la costa y se hundió”, precisó.

La quilla del barco, numerosas tablas de madera, 14 barras transversales y la base del mástil aparecieron intactos, lo cual proporcionó mucha información sobre los métodos utilizados en aquella época para construir embarcaciones, indicó el comunicado.

La construcción de la réplica del barco comenzó en 2015, bajo la supervisión del departamento de civilizaciones marítimas de la universidad de Haifa.

“Hemos entendido que este barco se construyó en las antípodas de todos los principios utilizados hoy en día en la construcción de los veleros”, indicó Hilman.

Las cuadernas del barco se fijaron después de la quilla y del casco, mientras que hoy en día la construcción de un velero comienza con la quilla y las cuadernas, sobre las cuales se articula el casco.

Fuente: Abc.com.py

Anuncios