Prácticamente todos los días terroristas palestinos apedrean los vehículos particulares de los ciudadanos judíos que se atreven a residir en Judea y Samaria.

No les importa si en esos vehículos van niños, bebes o ancianos, simplemente deben ser apedreados por que sus pasajeros han cometido el terrible pecado de ser judíos y querer vivir en una tierra indisolublemente ligada al pueblo judío.

Ahora una mujer palestina ha resultado herida por estos “apedreadores profesionales” cuando circulaba por una carretera de circunvalación al norte de Ramalah.

Fuente: Palpress

en nombre de israel.jpg

 

Anuncios