La fanática dictadura iraní, que supone la mayor amenaza a la paz mundial, avanza en su delirante carrera armamentística a costa del sufrimiento de su pueblo.

Ahora el régimen de Teheran saca pecho, presumiento de su nuevo carro de combate, fabricado con tecnología propia: el Karrar

SEgun el ministro de Defensa, el  general de brigada Hossein Dehqan, el tanque puede competir con los mejores del mundo en  potencia, precisión y movilidad, así como el mantenimiento y la durabilidad en el campo de batalla.

Dispone de un sistema de control de tiro electro-óptico, telémetro láser, computadora balística y goza de la capacidad de disparar a blancos fijos y móviles en el día y durante la noche,y tiene la capacidad de disparar misiles y precisa guiarlos hacia el objetivo de forma precisa, según el gen. Dehqan.

Según los iranies, este carro de combate está a la altura del T-90 ruso.

Fuente: The Times of Israel

Anuncios