Ghalib Abdullah Daraghma, de 48 años de edad y residente de Tubas, murió en el complejo médico hospitalario de Ramallah el domingo por la noche después de que su salud se deteriorase menos de 48 horas después de iniciar una huelga de hambre.
Fuentes de seguridad palestinas dijeron que Daraghma estaba detenido en una prisión palestina durante los últimos dos años por haber sido acusado de matar a cinco palestinos, entre ellos dos policías, en Tubas, añadiendo que sin embargo no había sido condenado.
Los motivos de la huelga de hambre tampoco están claros, aunque pueden ser muchos, considerando la falta de libertades y garantías judiciales y penitenciarias del regimen palestino.
Obviamente ningún autodenominado defensor del inventado pueblo palestino, aquí en Occidente, ha condenado el hecho ni ha pedido ninguna investigación.
Fuente: Maan News
en nombre de israel.jpg
Anuncios