El gobierno israelí aprobó el domingo un plan para despenalizar parcialmente el consumo de marihuana con un sistema de multas y tratamiento, según las autoridades.

Se impondrá  una multa de 1.000 shekels ($ 270, 255 euros) por el consumo en publico. La multa se duplicará en la segunda ocasión

La policía iniciaran procedimientos penales sólo en la cuarta ocasión en que capturen a alguien en posesión o haciendo uso de cannabis en público.

El plan, basado en las recomendaciones de un comité encargado de estudiar la cuestión, sólo se aplica a los casos de uso personal. La producción, venta y compra de cannabis siguen siendo ilegales en Israel,

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios