Un grieta en la piedra nos presenta el increíble azul del Mediterráneo.

Solo en Israel, solo en Eilat.

Anuncios