Hoy por hoy la actividad del fanatico BDS no está afectando a la economia Israelí para desolación de la mafia del boycott.

Nos  lo confirma la experta de Moody’s Kristin Lindow.

Fuente: Globes.com

 

 

Anuncios