Cuatro israelies asesinados cobardemente por un terrorista palestino.

Algo que solo los dementes celebran y festejan.

Algo que Hamas festeja y los antisemitas que se autoconsideran “solo” antisionistas justifican de forma lamentable.

Pasteles, banderitas, toques de claxon, las típicas celebraciones que cabria esperar tras ganar un evento deportivo usadas demencialmente para celebrar un acto terrorista de odio  y muerte.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios