Poca gente sabe que el archi-terrorista Arafat nació en Egipto.

Y es que los egipcios, junto a otras comunidades foráneas (desde albaneses y circasianos hasta argelinos, sirios o incluso sudaneses), conformó una amalgama de gente que tras el sionismo se auto-definió como palestinos, expresión esta que los árabes residentes en “Palestina” no usaban para definirse a si mismos hasta bien entrado el siglo XX y cuya espurea motivación para tal uso no era otra que apropiarse de un termino que ignoraron previamente para inventarse, cuando les interesó, una nacionalidad artificial y dar algo de consistencia a esa ficción ideológica de carácter violento y exclusivista que es el artificial nacionalismo palestino.

El carácter violento de la misma no hace falta explicarlo tras décadas de guerra, violencia, muerte y terrorismo originado y causado por los nacionalistas palestinos desde el Mufti de de Jerusalem (arquetipo de antisemita incendiario y violento pero también de cobardía y torpeza) hasta el fanático Ahmed Yasin, o el pediatra asesino de niños Rantisi, pasando  por el mismo Arafat, Habache, los cobardes “fedayines” de los años 50, o las criminales organizaciones terroristas que posteriormente y hasta la fecha gobiernan el artificio “Palestina”.

Su carácter exclusivista lo da la famosa, y única en su genero, definición dada por la ONU para el termino palestino: cualquier árabe (y solo árabes), independientemente de donde hayan nacido (Líbano, Siria, Egipto, o el Sahara Occidental) que hubiera residido en Palestina entre 1946 y 1948. Como vemos es una concepción del termino eminentemente racista y exclusivista.

Huelga decir que esa definición incluye a los descendientes de esos árabes residentes en palestina entre 1946 y 1948. Y a los descendientes de esos descendientes. Caso único también.

No es este un tema baladí, sino que, a mi entender, reviste de capital importancia dado que la narrativa palestina siempre ha pretendido describir a los judíos de Israel como colonos, siendo ellos, paradójicamente, los palestinos de hoy en día son, en buena parte, colonos o descendientes de colonos del siglo XIX.

Todo esto tiene un indudable interés político. Eso es algo que han sabido ver los desprestigiados académicos conocidos como “nuevos historiadores”, como Shlomo Sand, cuyas aportaciones a la historia y el conocimiento son despreciables por estar sometidas a su propia ideología (vease la entrevista a Pappé en el diario Le Soir) y que dan cobertura al anti sionismo más violento.

Y es que esta ficción ideológica (los árabes son los nativos de “Palestina”) ha llegado tan lejos, que incluso, de forma delirante y sin sonrojo alguno se definen como descendientes de los antiguos cananeos llegando al extremo de afirmar que el mismo Moisés fue un árabe que condujo a los musulmanes de Egipto a Israel, siglos antes de que el profeta pedófilo Mahoma se decidiera a deificar un meteorito en La Meca.

1.png
No obstante a ello,  pese a los académicos con intereses políticos, a Pallywood, a los medios occidentales, a los propagandistas pagados por petrodólares, a los fanáticos religiosos, los anti sionistas, y toda la  progresia occidental, adepta al falaz binomio Israel (invasor) -palestino (pobrecito oprimido), no se puede ocultar el brillo del sol con un dedo y afortunadamente salen a la luz datos, detalles, hechos que desmontan toda la mitología palestina tales como los expuestos en este magnifico trabajo de los profesores  Gideon M.Kressel y Reuven Aharoni: “Emigrantes egipcios en el Levante en los siglos 19 y 20″.

3.png

Un minucioso trabajo que describe la colonización de la desolada y escasamente poblada tierra de Palestina por colonos egipcios inducida por los diferentes gobiernos y administraciones de aquellas tierras.

O dicho de otra forma, los palestinos  de hoy en día son, en gran parte descendientes de colonos egipcios del siglo XIX, sobre todo en las zonas de Gaza, Jaffa y la planicie costera. Eso no excluye que en el s. XX hubiera otra oleada migratoria de árabes originarios de Siria, Líbano, la futura Jordania, o el mismo Egipto atraídos por el progreso logrado por el desarrollo del sionismo que totalizaron decenas, e incluso cientos de miles de personas y que en ocasiones fue superior en numero e importancia a la misma “aliyá” judia.

Y es algo que los mismos palestinos reconocen abiertamente pero que por desgracia aquí, en Occidente ignoramos o pretendemos ignorarlo

2.png

Veamos algunos detalles de tan magnifica obra de investigación histórica:

Para empezar es importante señalar que los movimientos migratorios en Oriente Medio no son situaciones anómalas o aisladas, se puede afirmar que al contrario, es la norma, y que las poblaciones de diferentes países de la zona (por ejemplo Iraq, poblada por colonos de la tribu Shammar originaria de Arabia Saudí en el siglo XVII, o Siria poblada por esta misma tribu y los Anaza) tienen su origen en lugares lejanos.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Los mismos circasianos, originarios de Europa y el Caucaso, poblaron el valle del Jordan con  el beneplácito del Imperio Otomano.

Este estudio empieza a principios del S. XIX con huida de miles de campesinos egipcios de las difíciles condiciones impuestas por el gobernador de Egipto Mehmet Ali y sus fuerzas armadas:

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Esto tiene su origen entre otras cosas en un fuerte incremento de población a finales del siglo XVIII en Egipto y la expulsión de beduinos dela cuenca del Nilo, posteriormente bajo el mandato del ya citado Mehmet Ali (por cierto, de origen albanés).

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Mehmet Ali propició la colonización del Sinaí, Al Arish y Gaza continuando hacia le norte plenamente consciente de la importancia que tenia esa ruta para Egipto, llegando incluso a aparecer colonos … ¡libios! en Gaza.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

En 1828 al menos 12.000 beduinos fueron movilizados por la guerra en Siria.Beduinos de dela tribu egipcia de Al Hanadi fueron posicionados en la región entre Nazaret, Tiberias y el valle de Jezzrel

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

En 1832 Ibrahim Pasha autorizó a una facción de los Hanadi a establecerse al norte Gaza dentro de un plan premeditado de asentamientos para garantizar las rutas que, desde el  norte, entraban al Sinaí

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Colonización que afectó a las zonas de Hujj, Tel Al-Hasi llegando incluso más al norte a Sharon y el valle del Hefer (Wadi Hawaret).

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Testimonios de la colonización:

El viajero Tristum nos habla de localidades pobladas, e incluso fundadas por egipcios, beduinos y sudaneses : Valle de Beit She´an, Maser, Bilad Al Heshel, Jamama, Khufa, Muharkah, Brir y Simsim. Los Ufi (esclavos sudaneses) fueron asentados en Wadi hawaret. Miembros de la tribu Hanadi en Dalhemmiya y Ubaidiyye. Asi como colonos egipcios se establecieron en Gaza, Ramala y Jaffa.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Otro testimonio, esta de vez de un tal Philip Baldensperger incluso habla de pueblos integramente egipcios en la llanura costera :

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Inmigración que continuó hasta finales del siglo con la invasión británica de Egipto y en la que los casos de retorno rara  vez ocurrían.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

La importante emigración egipcia hacia Israel continuó durante el Mandato británico:

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

De hecho el mayor crecimiento demográfico que se dio en las localidades sureñas de la  planicie costera durante el Mandato británico se debió a la inmigración árabe de países  limítrofes.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

EJEMPLOS DE COLONIZACION EGIPCIA Y/O ARABE DE LA TIERRA DE ISRAEL:

Dimra, localidad al norte de Gaza, reconstruida por colonos egipcios:

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Zarnuqa.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Shahme.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Qatra y Mghar.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Aquir Al Jadida y Aquir Al Qadima.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Ness Ziona y Wadi Hnin.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Lydda (Lod) y Ramala.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Centro de Israel  y Wadi Ara.

En esta zona se da el caso de que el 35 % de la población árabe desciende directamente de colonos árabes. Una impresionante cifra ignorada penosamente por los medios y los “nuevos historiadores”. Pobladores de los que incluso se sabe el lugar de origen en Egipto.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Jaffa, que merece un estudio pormenorizado de su importante presencia egipcia.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Mapa de “Palestine Exloration Fund”de 1880

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande

Jaffa tenia once barriadas egipcias.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

E incluso la documentación judicial de la época en la ciudad demostraba la fuerte presencia egipcia.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

De hecho en Jaffa nos podríamos encontrar gentes de 25 pueblos o nacionalidades diferentes.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

Abu kabir, poblada integramente por egipcios o Faja, Jaljubliya, El Mlabes, Sumeil, Sheik Muwanis  o Salame fueron fundadas por egipcios.

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

En fin, que la presencia egipcia en Jaffa es abrumadora y daría para varias entradas por si sola.

Y esto, la colonización egipcia de la tierra de Israel antes del sionismo ha dado lugar a una nomenclatura y etimología que denota el origen egipcio de sus habitantes. Así el apellido Masriyim (gente de Egipto) denota esa procedencia.Lo mismo vale para el termino Masarwa u otros como Tantawi (originarios de Tanta en el delta del Nilo), Al qrenawi (originarios de Qarin, al este del delta del Nilo), Abu Swess (provenientes de Suez), Shalufi (provenientes de la localidad egipcia de Shalufa), Damanhuri (provenientes de Damanhur, también en el delta del Nilo), Bahi (provenientes de Banha), Kibriti (que no cabrito) provenientes de Kibrit, en Al Harbiya) , Saidiyim (provenientes de la tribu khuwitat al norte del delta) , el apellildo Tarabelsia, común en Ramalah, de origen libio tripolitano, etc, etc, etc,

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

1441646556_941217_1441648409_portada_grande.jpg

En fin, un excelente y extenso trabajo de documentación que me resultaría imposible abarcar en una única entrada pero que sin duda merece ser mencionado y difundido de forma masiva, por que demuestra algo que los medios, la opinión pública y algunos historiadores con motivaciones políticas intentan ocultar:

El pueblo palestino es, en gran parte, un artificial conglomerado de gentes provenientes de otras tierras y carente de identidad propia hasta bien entrado el S. XX.

Y este conocimiento es peligroso, (la verdad en ocasiones es peligrosa sobre todo cuando desmonta estereotipos y ficciones tenidas por ciertas)

Y es peligroso por que demostraría que en realidad,  no existe ninguna conexión entre esos árabes descendientes de egipcios ( y de otras zonas) con la tierra que ellos llaman Palestina de la que no son, nunca lo fueron, originarios.

Y eso solo hablando de los colonos egipcios. Hubo más colonos árabes y musulmanes

Fuente: “Egyptian émigrés in the levant of the 19th and 20th centuries”

Anuncios