Médicos israelíes salvan la vida de un bebé árabe con un defecto congénito grave.

Ibtihaj una niñita de la aldea árabe de Kfar Kassam nació con los intestinos fuera de su abdomen. Después del nacimiento, los cirujanos del Centro Médico Hadassah de Jerusalem pusieron sus órganos en su lugar. Se cerró la herida con el sistema de alivio de tensión TopClosure israelí.

Ahora gracias a la ciencia israelí no solo sobrevivirá sino que llevará una vida normal.

Fuente (y artículo completo): Israel21c

Anuncios