La efectividad de la ONU en el Líbano  es prácticamente nula. La organización terrorista Hizbulah campa a sus anchas por el sur del país sin que las tropas de la ONU hagan nada por impedirlo. Así ha sido, y por desgracia será, en los últimos años.

No es culpa de los soldados, por supuesto, si no de quienes los envían allí con objetivos difusos y maniatados por la política.

No obstante a ello la Brigada Canarias del Ejército participará desde mayo en el control de la frontera  entre Líbano e Israel para verificar el cumplimiento, o mejor dicho el incumplimiento, de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Fuente. Eldia.es

En nombre de Israel.jpg

Anuncios