Arch_of_Titus_Menorah-640x400.png

En lo que parece ser la primera evidencia física de la presencia judía antigua en Jordania, un grupo de arqueólogos descubrieron una menorá tallada en un bloque de piedra en una iglesia.

Los arqueólogos encontraron una menorá en una iglesia bizantina de 1.400 años de antigüedad en Jordania. Esta proporciona la primera evidencia substancial de la presencia judía en la antigua ciudad de Abila, que ya se sospechaba durante mucho tiempo que podía tener una población judía importante.

La menorá de siete brazos con una rama de tres patas fue tallada en un bloque de piedra que se encontró en el segundo nivel de una pared en la iglesia bizantina del siglo VI o VII.

Durante el período de la dominación romana, hubo una importante población judía, que se remontaba a los tiempos bíblicos, al este del río Jordán.

A pesar de que la presencia judía ha sido bien documentada en los libros, esta es la primera evidencia arqueológica que corrobora los textos.

Por: JNS.org y Unidos con Israel

Anuncios